Por Diego Montejo | prensamontejo@yahoo.com.ar


Víctor Heredia  es un hombre sencillo que trasciende la postura del mérito personal para entender su carrera artística como un hecho colectivo. Sus canciones pasaron a formar parte de la vida de miles de argentinos y latinoamericanos, alumbrando esperanzas y traspasando generaciones. Su arte es un grito colectivo de muchos a que a lo largo de la historia no fueron escuchados.  “Me  halaga saber que con mis canciones estuve en tantos hogares a lo largo de estos cincuenta años, tantos lugares que no me imaginé que podía llegar, acompañando cosas muy afectivas, sentimentales. Qué lindo que la gente me ligue con eso”, dice.

“Tuve el privilegio de ser testigo de cosas muy profundas que sucedieron en la vida social de los argentinos, que lamentablemente a veces están ligadas a las tragedias, las dictaduras, las pérdidas de derechos y también, por suerte, a la esperanza, a la búsqueda  y esa lucha que llevaron adelante organismos como Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo e HIJOS y familiares de desaparecidos.  A mí me tocó y es por eso que mis canciones dicen lo que dicen. Yo no escribí porque sí ni para nadie, escribí porqué me tocó, es por eso que esas canciones tienen esa autenticidad”, amplía.

«Escribí porqué me tocó, es por eso que esas canciones tienen esa autenticidad», dice Heredia. Foto: Marisa Bonzón

Heredia es el esfuerzo de muchos, su arte habla de todos nosotros, de creer en el amor como fuente de inspiración para su espíritu de artista que, sin hacer demagogia, mantiene un código de calidez con sus seguidores,  tanto arriba como abajo del escenario, no hay diferencias, es el mismo en ambas oportunidades. Hoy desde su casa, en cuarentena afirma que la situación de muchos de sus colegas, por no poder trabajar, es muy seria y si bien él y otros pueden estar sin trabajar por un tiempo, “hay otros que son más jóvenes y tienen la posibilidad de trabajar en espacios más pequeños y que viven al día, entonces les es muy difícil para ellos sostenerse”.

“Hay gente que habla de preservarse en el momento del vivo lo que no me parece mal, pero hay algunos que por diversas razones deben hacerlo ya que tienen que sobrevivir, la situación es crítica. Desde ese lugar veo bien que se hagan vivos en redes sociales. Creo que los que pueden que lo hagan ya que es una manera de visibilizarse. Incluso creo que la gente debe ser solidaria con los artistas en esa situación. También depende mucho de la música que hagas, la gente del trap hace rato que trabaja con estas herramientas”, agrega.

Hoy Argentina y el mundo atraviesan una situación especial donde la pandemia, que generó el coronavirus, pone en evidencia muchas situaciones que llaman a la humanidad a discutir sobre la constitución del mundo y sus valores, la postura del hombre ante lo material, el individualismo como entidad social reinante y las actitudes de los gobiernos ante esta crisis que cala hondo en las potencias económicas del planeta.

“Seguramente quienes garantizan este desastre en que nos han metido a toda la humanidad, desde la industrialización del planeta, van a estar insistiendo en que todo siga igual. Ahí veía este concepto de volver a la normalidad y la verdad que nos está pasando no es normal, ni tampoco lo que hemos hecho en la destrucción del medio ambiente y su entorno”, opina Heredia que entiende que volver atrás sería más de lo mismo.

El arte en cuarentena: «creo que la gente debe ser solidaria con los artistas en esa situación», sostiene el cantautor. Foto: Jero López

¿Qué tanto tiene que ver el hombre con sus propios problemas? ¿Cuánto influye la mirada individualista en todo lo que no está pasando?

Es un desastre lo que hicimos como humanidad. Bastaron sólo dos meses y medio para que el ambiente empezara a recuperarse y nos mostrara otra cara. Entonces digo, a qué normalidad quiere volver la humanidad, a la de la desigualdad que plantean este tipo de políticas económicas mundiales o a otra que le dé la posibilidad a todos  los ciudadanos del planeta de tener un espacio adecuado, un trabajo acorde con buenos ingresos, que nos permita vivir mejor.

Entonces ¿cómo sería el mundo que a vos te gustaría vivir?

Yo quiero volver a esa humanidad a la que todavía no pudimos sostener los seres humanos porque, si volvemos a lo anterior, vamos a repetir la historia. Y la desigualdad, el hambre, el hacinamiento y le inequidad  en el que vive una enorme porción de los seres humanos es injusto. Es por eso que tengo esperanza que los seres humanos nos demos cuenta de una vez por todas que no hay que volver a la  “normalidad” que debemos aprovechas estas circunstancias para ser mejores.

¿Cómo tomas que Sobreviviendo se haya convertido en un himno de esperanza en esta cuarentena?

Uno crea una canción en una coyuntura determinada y cree que va a limitarse a eso, pero canciones como Sobreviviendo trascienden y evidentemente la gente la toma como algo expresivo de la situación actual. A mí me halaga muchísimo que bandas y solistas de todo el mundo la hayan tomado como propia, eso a mí me produce una emoción muy profunda. Me pone bien saber que la canción sirve para sacar de lo más profundo de nuestros los sentimientos.

«Después de esto la humanidad tiene que despertar», analiza Heredia sobre lo que nos deja la pandemia. Foto: Marisa Bonzón

¿Cómo es en tu caso la cuarentena, pudiste ahondar en otras cosas?

Se me juntan muchas cosas, el hecho es que cuando estoy de gira suelo estar poco en mi casa. Eso hace que ahora cuando se rompe algo lo repare, como por ejemplo un picaporte que no cierra, una canilla que gotea, una bandeja de discos que no funcionaba. Puedo decir que estoy entre la caja de herramientas, la guitarra, la lectura y la escritura. Creo que a muchos nos pasa lo mismo, de hecho yo no me aburro en casa. Primero me pregunté cómo iba a hacer ya que estoy acostumbrado a trajinar de un lado para el otro, sin embargo le encontré la onda. También me puse a pensar, tener momentos introspectivos.

¿Qué cosas afloraron en esos pensamientos o momentos de paz?

En todo este tiempo me di cuenta de todas las mariposas que aparecen en el jardín de mi casa, eso es porque nosotros no estamos y digo qué daño le hemos hecho al planeta, hemos extinguido especies completas, por ejemplo el mar está lleno de plástico. Esto de la pandemia es un aviso, un aviso serio que nos dice que debemos parar un poco. Yo tengo una pequeña cabaña en San Martin de los Andes y me mandaron fotos que por los alrededores hay jabalíes y ciervos que nunca vi en la vida y que para verlos me tengo que hacer 60 kilómetros adentro en la montaña en una estancia, y resulta que ahora están al lado de mi casa. Lo peor es lo que está pasando en algunos barrios de Capital y Gran Buenos Aires, debemos parar, son personas no monos, debemos darnos cuenta que estas políticas han llevado a la humanidad al desastre y no debemos aceptarlas más.

¿Crees que algunos gobernantes no están a la altura de las circunstancias que la pandemia?

Sinceramente estamos en manos criminales ante estos líderes mundiales. Yo lo veía al presidente de Estados Unidos decir una estupidez tras otra o Bolsonaro cometiendo un acto criminal contra su propio pueblo. Hablé con Chico Buarque y me dijo que están desesperados, que es horroroso lo que se está viviendo en Brasil. Yo creo que después de esto la humanidad tiene que despertar y esto no es partidista ni ideológico es saber quién me da y quién me quita, quién me cuidó y quién destruyó a mi familia.

¿Volviste a escribir? ¿Tenés algún material dando vueltas?

Tengo muchas ganas de hacer una nueva novela. Pero ni siquiera sé a dónde voy -sonríe. Es muy gracioso a veces, como cuando le muestro a mi mujer algunos de los personajes que voy creando, ella se encariña. Uno de esos casos es cuando en un determinado capitulo el personaje muere y ella me pregunta ¡por qué lo maté!  Y me sentí un asesino. Sinceramente, tengo una o dos posibilidades de libros dando vueltas que espero alguna vez poder terminar, entre ellos la continuidad de Rincón del diablo (julio 2008).

Un comentario para “Víctor Heredia: “Tuve el privilegio de ser testigo de cosas muy profundas que sucedieron en la vida social de los argentinos”

  1. SERGIO AVILA dice:

    SIN DUDAS UNA GRAN PERSONA VICTOR, EL MUNDO DEBERIA APOYARSE EN SERES COMO ÉL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.