Natalia Gómez Alarcón presenta «Andar sereno», su primer trabajo discográfico el próximo sábado 7 de Abril, a las 21 hs., en Plataforma Lavardén.

Por Mariela Balbazoni


La dulce voz de Natalia Gómez Alarcón, oriunda de la ciudad de Paraná (Entre Ríos), pero residente en Rosario (Santa Fe) hace ya 15 años, resonará entre las cavidades del escenario de Plataforma Lavardén, ya no acompañando a grandes cantantes, autores o compositores, como lo hizo con Rudi y Nini Flores, Juan Falú, Peteco Carabajal, Tilín Orozco, Colacho Brizuela, Enrique Llopis, Ramón Ayala, entre otros, sino poniendo voz a un repertorio que da nacimiento a su primer disco, “Andar Sereno”, material seleccionado por el Programa de Coproducciones Discográficas de la Editorial Municipal de Rosario, que lleva adelante la Secretaría de Cultura y Educación y premiado en dos oportunidades por el Instituto Nacional de la Música.

 

En exclusiva para De Coplas Web nos cuenta sobre este disco que nos acerca un paisaje litoraleño, recorriendo la obra de autores como Jorge Fandermole, Raúl Carnota, Coqui Ortíz, Anibal Sampayo y Juan Falú, proponiendo una mixtura entre lo tradicional y las nuevas formas interpretativas del folklore argentino.

 

M: Contame un poco de tu infancia en Entre Ríos y tu primer contacto con la música…

N: Desde la infancia, a los 5 años recuerdo que sabía que quería ser cantante y jugaba a imitar a Mercedes Sosa (risas), me la pasaba cantando y silbaba mucho. Creo que eso tiene que ver con la historia familiar de mis tíos que son cantantes, guitarristas, mi abuelo era cantante de tango y con mi abuela bailaban tango. Las fiestas familiares, que era el mundo social que yo tenía, consistían en mucha guitarreada, muchos músicos amigos y mucha danza. Ni siquiera es que lo elegí, sino que es lo que había, y a mí me encantaba.

 

M: ¿Tenés recuerdo de la primera vez que te subiste a un escenario o cantaste en público?

N: Me acuerdo de los bailes familiares… Una vez mi abuelo que me sacó a bailar un chamamé, yo era chiquita, tenía 5 años. Me acuerdo que para la familia era una sorpresa porque no sabían que me iba a enganchar bailando, yo era tímida y se sorprendieron. Después, de niña, empecé a estudiar teatro y, a parte de la etapa escolar, las primeras experiencias en escenario fueron con el teatro.

 

M: Tu carrera artística tiene mucha riqueza, pasaste por el teatro, el cine, y musicalmente recorriste distintos géneros, como el tango, en la trova, en la música brasilera, ¿qué te llevó a elegir la música del litoral en tu primer disco?

N: Hay algo que no tiene que ver con una elección racional, sino que está vinculado a lo emotivo. No lo pienso mucho, la verdad, decidí cantar esa música porque siento que realmente es lo que me identifica, en esas composiciones, que no son mías, encuentro un modo de decir.

 

M: ¿Cómo es la identidad que te representa en este primer disco?

N: Fueron ganas de plasmar lo que vengo haciendo hace mucho tiempo y una necesidad de hacer un trabajo más acabado, una propuesta más consistente, más clara. Asienta algunas cuestiones que venía trabajando de muchas manera y hace mucho tiempo. Está lindo, está bueno, plasmar cada tanto trabajos.

 

M: ¿Cuándo empezaste a pensar el disco?

N: A pensarlo hace bastante, más de 5 años, siempre tuve ganas de grabar un disco. De hecho, comenzamos un proceso de grabación con el dúo Harreguy-Alarcón, pero no se concluyó. Ese fue el primer acercamiento. Después grabé demos, porque te piden en los lugares donde vas a tocar, y hace mucho tiempo que quería tener un primer disco. Concretamente, comencé a grabarlo hace 5 años.

 

M: No debe haber sido fácil sostener un proceso durante tanto tiempo, ¿cómo te sentís próxima a la presentación?

N: Estoy muy contenta, es una satisfacción muy linda haber podido concluir el trabajo, porque más allá de las adversidades de tiempo, viaje, de músicos, arreglos, de clases, de técnicos, de millones de cosas que lleva hacer una producción independiente con formato de banda, están los tiempos subjetivos que a veces habilitan o no habilitan a uno sentirse preparado o listo. Uno va luchando contra uno mismo y sus propios prejuicios, temores, dudas y eso también cuenta en esos procesos. Así que estoy muy contenta.

 

Para tener más información de Natalia Gómez Alarcón y su material paseá por aquí:

 

VIDEOCLIP

NATALIA GÓMEZ ALARCÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.