En el libro Ruido magia -editado en el 2019 y escrito por Sergio Marchi-, Ana, la hermana del flaco, cuenta que Spinetta la primera vez que cantó en vivo fue junto a su padre un tema de Carlos Gardel. Desde ese momento Spinetta siempre estuvo rodeado del tango. También es cierto que varias veces el flaco demostró su admiración por Astor Piazzolla con quién además le hubiera gustado poder hacer algo juntos. Hoy Hernán «Don Camel» Sforzin junto a Damián Torres Quinteto y Santiago Muñis decidieron dar forma a Los Altiyeros junto con algunos invitados para llevar la música del Flaco al 2×4 en Spinettango. Proyecto que salió a la luz este mes y busca rendirle homenaje al flaco y, por qué no, cerrar de alguna forma una cuenta pendiente, acercar a Spinetta al tango con tintes piazzolescos.

El nuevo trabajo cuenta con 12 canciones en las que se destacan clásicos como Tema de Pototo, Seguir viviendo sin tu amor, Muchacha junto a Litto Nebbia, El anillo del Capitán Beto, Cementerio club junto a Melingo, Durazno Sangrando con Mimi Maura, Bajan junto a La Falta y Resto, entre otros. Para saber más sobre el proyecto de Los Altiyeros y Spinettango hablamos con Hernán Camel, ideólogo y productor del proyecto.

– Personalmente tengo como productor de reggae o de proyectos como Planta y Canta pero no de tango. ¿Cuál es tu relación para meterte en un proyecto de tango?

– Una de mis últimas producciones fue Planta y Canta con artistas de varios géneros. La verdad que en este proyecto todo sucedió cuando se me vino la palabra «Spinettango». Ese fue el fuego que inició todo. Después hablé con Santiago Muñis, gran amigo mío y cantor del proyecto. Todo sucedió cuanto le conté la palabra a él. Por mi lado, arrancó por el amor a Spinetta más que al tango. Personalmente me hubiera gustado poder hacer algo con él.

– ¿Cómo se dio la idea de llevar a Spinetta al tango?

– Como te dije antes todo sucedió cuando se me vino a la cabeza la palabra «Spinettango». Después a medida que comenzamos el proyecto empezamos a investigar y causalmente Spinetta tenía una fuerte influencia del tango. Su padre era cantor tango y escuchaban todo el día tango en su casa. En el disco La-la-la grabaron Grisel versionado por Fito y Spinetta. El tango no solo aparece como musicalidad, sino que la misma palabra aparece varias veces en la discografía del flaco.

– El disco cuenta con una banda estable formada por Damián Torres Quinteto y Santiago Muñis llamada Los Altiyeros. ¿Cómo fue sucedió esa unión y porque el nombre Altiyeros?

– Cuando comenzamos con Santiago el desarrollo de esta idea buscamos que orquesta era la que iba a ir para este proyecto y Damián Torres, que es el bandeononista y arreglador resultó ser fana de Spinetta; cuándo inició con la orquesta tocaba covers del flaco. Fue una conjunción hermosa de todas personas que aman al flaco.

Los Altiyeros es una palabra del lunfardo que significa «excelencia» o «que está por arriba del nivel».  Y cuando teníamos que bautizar el proyecto nos pareció una buena palabra que tenía que ver con el resultado del proyecto.

– En las versiones de Muchacha ojos de papel y Seguir viviendo sin tu amor diría que se sienten los arreglos de Damián Torres. ¿Cómo se trabajaron la parte de los arreglos y la invitación a Litto?

– Damián Torres hizo todos los arreglos y adaptaciones de las canciones. Mientras que la invitación de Litto se dio porque tengo una amistad con él. Además Muchacha ojos de papel es un clásico y Nebbia es un artista clásico.

– ¿Cómo fue la elección de las canciones y de los invitados para cada canción?

– Las canciones fuimos intuitivamente con Santiago eligiendo, entre las canciones que nos gustaban a nosotros e imaginando como sonarían llevadas al tango. Melingo estuvo desde un principio y elegimos Cementerio club para él porque sabía que le iba a quedar pinatada esa canción.

– Me llama la atención el trabajo con La Falta y Resto o Mimi maura. Son dos artistas que no me los imagino llevados cantando tango. ¿Cómo fue ese trabajo?

– Elegimos a Mimi Maura porque nos sonaba su voz en ciertas estrofas de Durazno Sangrando. Por último elegimos a Raúl Tinta Brava Castro de La Falta y Resto porque nos sonaba relator de unas partes que tiene la canción y el garareo fue algo que mientras estaba mezclando el disco me sonada en la cabeza. Lo de Falta y Resto fue porque ya desde su rítmica se abría a que pueda entrar una murga uruguaya.

– Pensando que si bien el disco es un trabajo colectivo entre varios músicos, Los Altiyeros serían la banda estable ¿hay posibilidades de llevar este disco de gira?

– Sí, vamos a salir de gira; ya se está hablando en varios lugares. Estamos armando un espectáculo que no solo va a ser musical sino que va a tener una parte visual muy linda.

– Para terminar, sé que sos medio inquieto en cuanto a laburos y producciones. Estuviste atrás de proyectos como Final Batlle, Panta y Canta, Hemp, el Álbum verde… ¿ahora qué sigue?

– Siguen muchas cosas, ahora acabo de sacar Dub Battle, que es el disco que sigue del Final Battle. Planta y Canta sigue porque es algo que no tiene fin. Hace 22 años que planto árboles en el barrio y ahora va a salir la edición física de ese cd y con los discos que vendamos vamos a comprar árboles para seguir plantando.

Con respecto a a nuevas producciones te diría que lo que me tiene más entusiasmado hoy, es hacer la a continuación de Spinettango. La pasamos muy bien trabajando y hay invitados que nos gustaría tener para otro volúmen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.