El próximo sábado, 2 de septiembre, los Ñaupa Cunan festejarán los 7 años del grupo con la segunda edición de su “Sacha Peña”. En exclusiva para De Coplas y Viajeros, los talentosos hermanos Ruiz, los Ñaupa, y Bruno Resino nos cuentan un poco de su historia y formación, la conformación del grupo y su crecimiento musical en último año.

Por Mariela Balbazoni


Ph: Facebook de Ñaupa Cunan

 

Cuéntenme un poco cómo fueron sus comienzos… Empezaron muy chicos…

L: Empezamos a estudiar música a los 5 años, y como que nos gustó decidimos seguir.

N: Con el grupo hace 7 años que estamos, desde el 2010. Como en todo trabajo artístico uno empieza de abajo, primero tenés que empezar mostrándote, y después vas juntando gente que te sigue. A partir de ahí empezás a laburar más seguido.

 

Y quienes eran esos primeros seguidores a los 5 años…

(Risas)

N: A los 5 años de casualidad nos aguantaban en casa…

L: La familia y los amigos de la familia…

 

¿Hay más músicos en la familia?

L: Mi abuelo es primo-hermano de los hermanos Ábalos, es lo más cercano, pero no hay antecedente directo.

 

¿Y de dónde viene este gusto por la música?

L: Bueno, mis padres son de interior, de Chaco, y mis abuelos de Santiago y en esos lugares la música corre naturalmente, de juntarse los domingos y los sábados a tocar la guitarra, el bombo y cantar. Viene de las reuniones en casa, esa es la primera relación que hay con la música.

N: Después ya empezás a aprender con un profesor, en nuestro caso, a estudiar.

 

¿Quiénes fueron sus maestros a lo largo de estos años?

L: Nuestra primera profesora fue Claudina Kejler, pertenece a la escuela Municipal de Música, Aurelio Puccini, el ex profesor de Leandro Lovato y Luciano Jazmín, y ahora estamos con Oscar Gallucci y Juan Pablo César Del Frade… Entre otros cuantos (risas).

Todos los días tenemos actividad académica musical, porque no sólo es violín, en el caso de Nahuel también toca el bandoneón, yo los aeróforos andinos… Por lo menos tenemos dos horas de ensayo todos los días.

N: También cursamos en el Profesorado de música “Carlos Guastavino”. En la facultad, en la Siberia, hacemos la licenciatura de Violín, y estamos en la Orquesta Municipal de Tango, la Orquesta Escuela dirigida por Javier Martínez Lo Re.

 

¿Cómo fue la infancia, tan atravesada por los ensayos y el estudio?

L: Y… Lo tomamos un poco como una diversión y como una disciplina. La consigna en mi casa era no perder tiempo si se hacía algo: si queríamos hacer música, bueno, pero había que estudiar. Lo mismo si hubiésemos hecho algún deporte.

En la adolescencia ya fue algo un poco más cotidiano porque al entrar al secundario en la Nigelia Soria, en la especialidad de música, estábamos todas las tardes haciendo música, como lo estamos ahora.

N. : Sí, y también con los comienzos de Ñaupa Cunan… A los 13 años…

 

¿Cómo se conformó el grupo?

B.R.: Se conforman con la coca y el choripán!

(Miradas cómplices y risas)

N.: Se conformó con el Roque González que es un guitarrista, santiagueño, y después se sumó Carlitos Filippi Paz en bombo… y bueno…

B.R.: Yo comienzo a tener contacto después, nos conocemos casualmente por un amigo que tenemos en común, familiar…

N.: El Hermano de Roque González.

B.R.: Sí. Yo estaba tocando acá en Rosario con María Eugenia Díaz y con Jorge Luis Carabajal y me invitan a un asado en Arroyo Seco, donde había otros artistas. Entre ellos estaban estos jóvenes muchachitos…

N.: Año 2014

B.R.: Año 2014, ahí los conocí. Yo hacía un año que estaba radicado en Rosario sin conocer mucho la movida porque seguía viajando mucho, recién empezaba a hacer pie con algunas cosas acá y venía tocando con Jorge Luis, con María Eugenia, con Franco Luciani, con Carnota… Venía trabajando intermitentemente, viajando mucho.

Bueno, al tiempo de conocerlos comenzamos a compartir más musicalmente, con Jorge Luis los invitamos cuando hicimos un par de fechas acá, en Rosario, porque nos llamó mucho la atención que estos muchachitos, que no son de la familia de Elpidio Herrera, son los únicos que ejecutan la Sachaguitarra, que es el último instrumento que se crea en la argentina. Viendo el toque que tenían y el entusiasmo por salir a tocar, comenzamos a compartir algunas fechas. Tiempo después se empieza a renovar el grupo…

N.: Sí, después de Roque González se incorporó un amigo que se llama Mauro Beltran en guitarra y voz, y al poco tiempo entra Bruno en bombo. Al tiempo se va Mauro y entra Ulises Basualdo…

B.R.: Claro, él se suma a algunas fechas que teníamos y bueno… Ahora estamos en un proceso de encontrar el sonido del grupo, buscando un guitarrista que pueda acompañarnos más fijo, no tanto para el trabajo de sesión. Si bien tenemos muy resuelto lo que es arreglos musicales, queremos alguien que acompañe el proyecto más desde adentro.

 

¿De dónde viene Ñaupa Cunan?

N.: El nombre en Quichua quiere decir “Antes y ahora” y es el concepto del grupo: nosotros hacemos música tradicional, con instrumentos tradicionales, pero con la fuerza y el estilo de ahora. Por ejemplo, tenemos una formación clásica santiagueña: violín, bandoneón, guitarra, bombo y aeróforos andinos… Es un poco la mezcla de eso, de lo que es antiguo y de lo nuevo.

B.R.: Lo nuevo está en la fuerza, en el empuje, los arreglos musicales.

L.: El nombre surge de un viaje por Santiago cuando teníamos 8 años. El amigo Juan José Rocabado le muestra una revista a mi papá hecha por maestros de Sumampa, donde se investiga la historia de la zona y hay artículos de actualidad; es un trabajo de investigación entre las escuelas del monte y el campo, y se llama “Ñaupa Cunan”. En ese momento mi papá le pregunta qué quería decir Ñaupa Cunan y le cuenta todos los sentidos de las palabras. Desde ese momento tuvimos decidido que, si algún día formábamos un grupo, ése iba a ser nuestro nombre.

 

¿Y la sachaguitarra de dónde viene?

L.: De ser amigos de Elpidio Herrera más que nada, de molestarlo hasta que nos prestó la de él para probarla, y después pedirle una… Él le dio los datos a mi viejo para que nosotros mismos la construyamos.

N.: Viene más que nada de la relación con la familia de Elpidio, sobre todo con el hijo, Manolo Herrera, que es creador de un avance de la Sachaguitarra, la Sachaguitarra X10, que cambia en la forma del instrumento, en la disposición de las cuerdas, el sonido. Es algo más novedoso.

 

¿Qué les dio y qué les limitó la música a los hermanos Ruiz?

N.: Bueno, la música te abre muchísimas puertas, pero te limita en tiempo… En mi caso, en la adolescencia, hasta hace unos años, me quitó tiempo con la familia, con los amigos, de salir, o hacer otras cosas… Pero la música es un placer, entonces, a la vez es una distracción. A mí me gusta, por ejemplo, sentarme a ensayar cuando no quiero hablar con nadie, viste (risas)… Me encierro en mi pieza con el violín… También me gusta salir a escuchar a un artista, a ver un espectáculo y me gusta salir a tocar, pero tenés que cambiar algunas cosas.

L.: Yo lo pienso un poco distinto, porque es mi entorno… Digamos, la música no consiste para mí en sufrir o disfrutar, es lo que estoy acostumbrado a hacer y es lo que sé hacer. Estoy acostumbrado a estar 12 horas en un ambiente formativo-musical y no lo veo como un sufrimiento, al contrario. Tengo compañeros que lloran por estar 2 horas estudiando un instrumento, yo no.

Creo que eso en parte es por lo que me enseñaron mis viejos: hacer las cosas con sacrificio. Como dice un profesor nuestro “yo les doy clases porque me gusta, no porque lo necesito”, y a mí me pasa lo mismo: yo lo hago porque me gusta, todavía no lo necesito… Espero que cuando lo necesite esté a mi disposición para poder vivir de eso.

 

¿Cómo se preparan para el sábado? ¿De qué vamos a disfrutar?

N.: Dejame pensar…

M.: Va a haber mucho…

(Risas)

B.R.: Voy yo, voy yo… En esta ocasión hacemos la segunda Sacha Peña. Hicimos una primera Sacha Peña que fue con el motivo de contar y mostrar lo que pasó en el último año de Ñaupa Cunan. A principio del año pasado decidimos hacer algunas cosas en conjunto con Jorge Luis Carabajal y salimos a hacer una gira: estuvimos abriendo la marcha de los bombos en el patio del Indio Froilán en Santiago del Estero, tocando el himno nacional, estuvimos en el escenario donde llega la marcha, haciendo el homenaje a la Sacha Guitarra. A partir de ahí tocamos en Córdoba, Tucumán, Jujuy, Tafí del Valle, Santiago del Estero, Termas de Río Hondo… Estuvimos en la Feria artesanal y productiva de Upianita, en la fiesta de la sachaguitarra en Villa Atamishqui, que se hace en el patio de Elpidio Herrera…

Después volvimos y estuvimos grabando un disco en vivo junto a Jorge Luis Carabajal, un disco de difusión que se llamó “Fiesta Churita”. Luego tocamos en el Festival de Monteros en Tucumán, uno de los festivales más importante de la provincia, en la fiesta del Tanicu (duende de la miseria) en Villa Salavina, y fuimos invitados por la secretaría de Turismo de Santiago a tocar en la Sociedad Rural, en la Feria Internacional de Turismo. Por otro lado, anduvimos tocando por algunas peñas en Cosquín, difundiendo este material, pero antes nos presentamos en el Festival de la Chacarera, en enero. En febrero estuvimos en el Festival de la Salamanca y en el Festival de las Tres Lunas en Cañada de Gómez…

N.: …y en el Festival de Puerto Gaboto…

 

¡Estuvieron por todos lados!

B.R.: Sí, fue una gira intensa. En el medio de eso estuvimos tocado con Peteco el 9 de Julio, teloneando con Orellana Luca, con los Copla, con Néstor Garnica, Lucio Rojas, en el encuentro Sonamos Latinoamérica y en los actos oficiales del 20 Junio.

Antes de eso, el 3 de junio, habíamos hecho la primer Sacha Peña, para contarle a la gente el desarrollo y la evolución de Ñaupa Cunan en un año, que fue muchísimo. De hecho, cuando la pensamos nos plateamos conseguir un lugar cómodo y grande porque nos siguen los bailarines; pensamos en 250 personas, más o menos. El resultado fue que el lugar desbordó con 600 personas. Ahí nos dimos cuenta de que nos estaban siguiendo, que se había generado un movimiento. Y eso del antes y el ahora, el estandarte del grupo, se ve reflejado en la gente que nos sigue, que son grandes y jóvenes.

El motivo de esta peña es festejar los 7 años de Ñaupa Cunan, y van a venir muchísimos amigos más, artistas. Viene Jorge Luis Carabajal, Manolo Herrera y Reflejos del Salitral.

N.: Tito Moreno, Silvia Góngora, Huahui Basualdo, Una y Una, el Ensamble de Bombos Yapalos, dirigido por Bruno Resino… (risas cómplices)

BR.: Y Ñaupa Cunan!

 

¿Y qué repertorio van a tocar?

L.: Es un repertorio tradicional norteño, en su gran mayoría santiagueño, y con temas de Tucumán, Salta…

BR.: De Jujuy, porque tenemos bailecitos, también.

N.: Sí, tenemos un repertorio de danzas para que la gente baile: Zamba Alegre, Pala Pala, Arunguita, Huairamuyoj, Remedio Atamishqueño…

B.R.: En el disco “Fiesta Churita” tratamos de revalorizar la obra de Agustín Carabajal y empezamos a difundir danzas creadas por él que estaban un poco guardadas… Además, por ejemplo, los chicos tocan cosas de Don Sixto Palavecino que no están ni siquiera grabadas…

N.: Sí, tenemos temas recopilados de lo que se dice “el Monte” de Santiago, de gente de ahí… Por ejemplo, tenemos uno que se llama “El Tinquiao” que no está registrado y no se sabe quién es su creador, o “La Mocha Ahorcada”, también, que es uno de los temas más antiguos del Chaco, con alrededor de 150 años.

B.R.: Son muy estudiosos los chicos y tratamos de cuidar el concepto de Ñaupa Cunan, por eso no tocamos con baterías… Tratamos de generar una fuerza instrumental con la formación ortodoxa folklórica, revalorizándola. Mucho tiene que ver en eso el Hugo Ruiz, el papá de los chicos, que es un gran escuchador.

L.: Ojo, esto no lo hacemos por el prejuicio a lo nuevo, sino por gusto propio, no por otro motivo.

B.R.: Bueno, de hecho, yo venía de tocar en proyectos de fusión y he traído un poco eso, tratando de sacarle todos los sonidos al bombo.

 

Una conformación más que interesante… Muchas gracias chicos.

 


Segunda Sacha Peña! Festejamos los 7 años de Ñaupa Cunan!

Invitados: Jorge Luis Carabajal, Manolo Herrera, Reflejos del Salitral, Tito Moreno, Silvia Góngora, Huahui Basualdo, Una y Una, el Ensamble de Bombos Yapalos (dirigido por Bruno Resino).

Sábado 2 de Septiembre | 21:30 hs.

Club Unión y Progreso | San Juan 3464

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.