Por Pedro Robledo | pedritoro@hotmail.com


En octubre de 2015, Mavi Díaz produjo un importante homenaje a su padre, el genial Hugo Díaz, notable armonicista santiagueño. Esa fue la primera ocasión en que se dio el encuentro de Franco Luciani con José Colángelo. Ambos formaron parte de aquel staff artístico reunido para el homenaje.

Ese acontecimiento en el teatro Margarita Xirgu de Buenos Aires, fue el que gestó una relación que hoy desembocó naturalmente en la concreción de este disco. “Mavi y Colángelo se reencontraron después de muchos años y el entusiasmo de ella fue fundamental porque tuvo condimentos profesionales artísticos  y también emocionales y afectivos”, recuerda Luciani.

La exquisita selección para Tango improvisado reúne versiones de ocho obras clásicas del género y suma dos temas propios: uno de Luciani y uno de Colángelo.  “Por supuesto, incluimos a Troilo ya que Hugo Díaz grabó mucho de Pichuco”, resalta Franco.

Coincidir con la armónica de Franco Luciani y con este repertorio, para José Colángelo significa una especie de déjà  vu, le trae cálida nostalgia de su participación en aquel trío liderado por Hugo Díaz que  llegó a publicar tres discos.

Para armar el repertorio, pusieron sobre la mesa un par de criterios y algunas pautas mínimas. “ Pensando en la variedad genérica, tenían que estar el tango, la milonga y el vals”, cuenta Luciani.  “Además de temas que grabó Hugo, sumamos algunos que pensamos que él hubiera grabado si hubiera hecho otro disco, pero con las características nuestras como intérpretes”, resume.

El proceso continuó y el plan siguió fluyendo.  La química entre ambos músicos y la guía de Mavi apuntalaron la idea. “Nos juntamos un par de veces en el edificio de AADI y dos días en (los estudios) ION y nos pusimos a improvisar. Difícilmente tuvimos que repetir una toma, normalmente lo que salía, quedaba”,  relata el intérprete rosarino.

La contundente base rítmica, y algunos solos, resaltan la eficacia del trío que lidera Luciani. Leo Andersen (guitarra) y Pablo Motta (contrabajo) aportan solidez y potencia sonora que dan aire fresco a las versiones. Colángelo se predispuso con la misma energía y, además, por el afecto con Motta ya que el pianista fue muy amigo de Pepe, padre del joven contrabajista.

Tango improvisado está disponible en plataformas digitales y tendrá su versión física también

Franco Luciani comenzó tímidamente a registrar su voz en 2008 cuando integraba Proyecto Sanluca (Sánchez-Luciani-Carnota). Luego, en sus discos como solista puso primero coros y luego, más recientemente, se dedicó a cantar definitivamente. En este disco, Franco canta con los yeites del género algunos fragmentos de El sainete del diablo, composición suya cuya letra produjo Alejandro Szwarcman y párrafos de Duelo criollo (Lito Bayardo y Juan Rezzano).

A las históricas composiciones de Charlo (Tu pálida voz), Gardel (Golondrinas) y  Donato (A media luz), Pepe Colángelo aportó para el disco su milonga Sin pretensiones, en un notable diálogo musical.  La atmósfera rioplatense también está presente al conectar de manera brillante tramos de las milongas-candombes Papá Baltazar (Piana) y Oro y plata (Charlo).

Para Luciani, este disco significa un paso enorme en su derrotero artístico si se considera el prestigio y el lugar que ocupa José Colángelo en el mundo del tango antes y después de ser el último pianista de Troilo (en 1968 reemplazó a Osvaldo Berlingieri) . “Que alguien tan gigante en la historia del tango acepte tocar conmigo, lo veo como un reconocimiento grande a mi carrera.”, afirma exultante.

En el periplo artístico de Luciani había ya dos versiones de Los mareados, ambas en formato de dúo con pianistas:  con Federico Lechner y con Daniel Godfrid. La juntada con Colángelo merecía un nuevo abordaje de la obra que Cobián compuso y tituló originalmente Clarita. Y lo merecía el disco, porque el cierre (es el último del álbum) tiene un resultado asombroso y deslumbrante desde el punto de vista estético, como un abrazo musical que resume las intenciones.

El disco está en plataformas digitales desde diciembre del 2020 y cuando la pandemia lo permita tendrá su edición en formato físico. “Incluso merecería una edición como vinilo deluxe”, se entusiasma Luciani.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.