Juan apuró un buen amargo relojeando el sol y prendió la radio en AM, como casi siempre. Escuchó el informe del clima, frío y nublado para no variar en este julio rocoso, pero ni se inmutó. En cambio subió el volumen cuando escuchó el testimonio nada agradable de una diputada provincial santafesina no del todo popular hacia un cantante muy popular. De la rabia que le agarró, apagó la radio y prendió la tele. Pero, Alcoyana Alcoyana. También ahí estaba la misma diputada, ex modelo, diciendo barbaridades sobre un nuevo exponente de la Cumbia 420. Se rayó tanto, que apagó también la tele y salió disparado a buscar el celular, porque cuando más lo necesitaba nunca lo encontraba. En el medio le entró una llamada de Maite que quiso atender pero estaba tan sacado que en vez de poner aceptar puso rechazar. Fue así que decidió ya mismo llamar al Panza, casi al borde de un ataque de nervios.

– Juancito, ¿qué pasa tan temprano?

– Pasa que la Granata me prendió fuego, eso pasa.

– Y sí, está buena la perra, che. Me acuerdo cuando fue lo de Robbie Williams.

– Pero pará, máquina, eso fue en 2004, ya fue…

– ¿Ya fue? Ah bueno, ya te parecés a la Natalia Denegri, que quiere imponer el derecho al olvido..

– Pero pará, ¿qué tiene que ver eso? Yo te llamo por otra cosa.

– Es que no te podés olvidar de lo que hizo la Granata, o sea, cómo llegó a la fama la Granata, como tampoco hay que olvidar cómo llegó a la fama la ahora empresaria y realizadora audiovisual Natalia Denegri con el caso Coppola, y ni hablemos de Wanda Nara, hoy empresaria del fútbol champagne, pero que saltó a la fama por un video recontra porno, ¿o nos olvidamos amigo?

– Sí, pero dejame que te diga por qué estoy tan caliente porque si no me hacés calentar más todavía.

– Y, si mirás el video de la Wanda, como para no calentarse, jaja.

– Pero escuchá, marmota, escuchá esto, qué Wanda ni Wanda. El tema es que la Granata salió en todos los medios re caliente porque le dieron una distinción a L-Gante por su aporte a la música y a la cultura. Entonces ella dijo que L-Gante no era un artista sino un emergente de esta sociedad en decadencia.

– Y sí.

– Sí ¿qué?

– Que estamos en una sociedad en decadencia…

– Y sí, ¿quién discute eso?, pero el tema es otro Panza, no me la volés. El tema es que la mina se siente con el tupé de decir quién es artista y quién no lo es.

– A ver, pará, pará, máquina, como decís vos ¿Y quién es artista, a ver?…

– Artista es el que hace arte, hay que determinar qué es arte primero, y acá me acuerdo la famosa frase de Andy Warhol.

– El de la banana.

– Ah, bueno, el tipo por lo único que se acuerda de Warhol es por la imagen de la banana, es como si decís que Picasso hizo solamente el Guernica.

– Y, si me apurás….

– No ves que sos una bestia, Zampita. Dios mío, pará, dejame cerrar la idea. Mirá, Warhol una vez dijo que “Un artista es alguien que crea cosas que la gente no necesita tener”.

– Ah, entonces L-Gante es re artista. La verdad es que ni en pedo me pongo a cantar el Abecedario en tiempo de Cumbia 420.

– Pero el tema es otro, digo, ella no puede decir quién es artista y quién no. Un tipo, una tipa que hace un hecho creativo, que lo hace desde el corazón, de una forma genuina, honesta, con propiedad intelectual digamos, o sea, sin robarle la canción al otro, o una pintura, o una obra de teatro, o una película, o sea, alguien que produce un hecho artístico, independientemente del gusto del público, ese tipo, tipa, es un artista.

– ¿Y eso dónde lo encontraste escrito?

– En ningún lado, yo te lo digo desde el sentido común.

– Sos creativo vos, pero no sos un artista.

– Pero no, papá, yo soy un tipo cualquiera, que tiene un programa de radio y trato de llevarle un buen momento a los oyentes. Para eso, amigo, siempre cuento con vos, sin vos estoy al horno con papas.

– ¿Qué tendrá que ver la comida con el arte? Pero bueh, decime, ¿qué querés que hagamos?

– Lo que quiero que hagamos es un programa de toda esta camada de nuevos artistas. Empezamos con L-Gante, que a mí tampoco me copa mucho pero ese no es el punto; después vamos a Wos, que es un grosso de verdad, y seguimos con Ca7riel, que se escribe así con 7 en vez de t; y saltamos a Cazzu, Nicki Nicole, y bueno, hasta ahí creo que vamos a estar bien.

– Es al pedo, sos un artista de la radio vos.

– Y vos un artista de la consola. Dale, dejemos de tirar flores que vamos a hacer un jardín.

– Bueno, hagamos esto por amor al arte.

– Eso, entonces cerramos con ese tema.

– ¿Con cuál?

– El de Drexler, bolu, ese que dice “lápiz y papel, nada mejor que hacerle el amor al arte”.

– Al final terminamos hablando de sexo, es al pedo, y claro, tanto Wanda Nara, Amalia Granata y todo eso que…

– Dale Derrape Kid, armá la lista de temas y nos vemos hoy en la radio. Uy, ahí me entra otra vez el llamado de Maite, nos vemos, abrazoooo.

El Panza le quiso hacer un chiste más vinculado con el amor al arte pero no se le prendió la lamparita a tiempo, esta vez Juan apretó rápido «aceptar» y pudo hablar con su novia. El Panza quedó en modo recalculando. En un momento no sabía si empezar con L-Gante o con Drexler, o con el audio de la Granata o bien la respuesta irónica del cantante cumbiero. «¿Y si salgo con el audio de Wanda haciendo la publicidad de Mostaza?» -se preguntó-. «No, mejor no, creo que ahí sí que Juan me raja, y no va a ser por amor al arte».
.
.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.