Por Pedro Robledo | pedritoro@hotmail.com

Fotos: Eric Bovetti (Indios de Ahora) | Prensa Festival Baradero 


Con las dificultades propias de una transición, Baradero logró concretar una digna edición del festival, con importantes artistas y muy buena convocatoria todas las noches.
En la apertura de cada noche participó el Coro de Lengua de Señas acompañando la versión de Jairo del Himno Nacional.
Con el cuadro “Santos y milagreros”,  dedicado al Cura Brochero y al Gauchito Gil, el Ballet Municipal “Sixto Palavecino» protagonizó la apertura oficial del festival.
 El ex chalchalero Pancho Figueroa fue uno de los importantes artistas de la primera noche.
“Gracias Juan Carlos, esta noche voy a cantar para vos”, dijo, recordando la figura de Saravia, su compañero en el grupo durante 37 años.
El cantor chaqueño repasó el origen y los distintos cambios de formación y saludó en nombre de los 10 cantores que pasaron por Los Chalchaleros.
El grupo La Chicana aportó su original mirada hacia el tango y sus nuevas formas.
Liderados por Acho Estol y Dolores Solá (hermana de Felipe, canciller de Argentina), la propuesta tuvo gran aceptación del público.
Adrián Maggi, que viene de consagrarse en Cosquín, destacó el buen nivel del canto surero y de recitadores en el Pre-Festival, donde fue uno de los jurados.
Aunque, como él mismo lo dijo, no fue su mejor noche, se plantó en el escenario para decir sus verdades con milongas y relatos y logró conmover con 2 de abril  y con su homenaje a los tripulantes del Ara San Juan.
Indios de Ahora, la banda rosarina consagrada en este festival en 2014, mostró su lograda labor musical y su cuidada producción estética. Los textos de la libretista Teresa Di Falco y el desempeño del VJ del grupo, pre-anunciaron un concierto de alto impacto, en su tercera presentación en Baradero.
Más allá de las formas, pusieron énfasis en los mensajes.  Sin prejuicios, extendiendo los límites de la propuesta, sonaron en el repertorio obras de Fito Páez, Yupanqui y Fandermole, entre otros.
Mauro Vacchiano, una de las voces del grupo, destacó en el escenario la apertura del festival a todos los géneros.
Haciendo frente al desafío, con un público que esperaba a Los Palmeras, cerraron con Oración del remanso y demostraron que merecían un bis que no se pudo dar.
Con los ingresos liberados desde las tribunas y el campo hacia las plateas, Los Palmeras cerraron la primera jornada. El grupo santafesino ya está definitivamente instalado en las carteleras sumándole a los festivales una importante cantidad de espectadores fanáticos del grupo y de la cumbia santafesina.

En la segunda noche, Martín Paz renovó su vínculo con Baradero (el año pasado fue premio Consagración del Público),  con Eterno amor, como canción insignia de su  repertorio.
El Sexteto Milonguero, afianzado ya con un importante recorrido internacional,  aportó tangos bailables y visitas a otros géneros.
Los Tekis y Banda XXI traccionaron una multitud al Anfiteatro. Público heterogéneo bailó hasta el final ritmos jujeños y cuarteto.

 

La tercera jornada tuvo el atractivo de artistas emergentes cuyas actuaciones muestran el presente y auguran gran futuro:  Kaymanta, Payana y Los Pampas se inscriben en ese lote.
Para el cierre, con las canciones de Sol nocturno y muchos clásicos, Los Nocheros retomaron el rumbo que los posicionó como uno de los grupos más convocantes de la Argentina.

La programación diseñada para el cierre del festival exigió un gran esfuerzo de los organizadores que lograron reunir a Sergio Galleguillo, Bruno Arias y Lucio “El indio” Rojas.
También había expectativa por los premios ya que en cada noche se pudo apreciar la labor de los ganadores del certamen Pre-Festival, artistas surgidos de las diferentes sedes.
La constante amenaza de lluvia durante el día no impidió que el anfiteatro vuelva a lucir colmado.
Sergio Galleguillo ejerció su rol de “embajador de la Chaya”, con la participación de la Murga Municipal de Baradero.
El jujeño Bruno Arias agregó a sus consignas la diversidad de los ritmos de su provincia.
El Indio Rojas, artista consagrado en 2019, fue el responsable de un gran cierre de festival, ya en la madrugada del lunes.

En el escenario “Hernán Figueroa Reyes” (en el cementerio de Baradero descansan los restos del cantor), convivieron propuestas nacionales, artistas  de la región y una interesante nómina de músicos, cantores y bailarines jóvenes.
 “El festival de todos” ó “el festival de la transición” logró evitar la discontinuidad del festival de música popular más importante de la provincia de Buenos Aires, un gran mérito de autoridades y colaboradores del evento.

Los premios

El premio Consagración fue compartido entre  el grupo salteño Kaymanta y el quinteto Payana.
Como solista fue premiada como Revelación la cantante de tangos de Bragado Paloma Angione y como grupo el conjunto vocal tradicional Por Tres.
El público también es tenido en cuenta para reconocer a un artista.  Este año el premio “Revelación del público” fue para el dúo La Vuelta que recibió ovaciones en la primera noche.
En la plaza Mitre se realiza la peña oficial del festival. De allí fue premiado como revelación el grupo Genes, oriundo de Zárate.
Todos los premiados recibieron en el escenario el reconocimiento de las autoridades y del público.
También, en la primera noche, fue homenajeado Oscar “Nani” Righini, el histórico locutor y voz comercial del festival que este año cumplió 50 años de trayectoria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.